lunes, junio 21, 2010

¿Quién vive ahí? (tu puta madre)


En La Sexta en particular, pero en todas las cadenas en general, les ha entrado ahora la perra de enseñar vidas, casas, costumbres y rutinas de gente pudiente. Y yo no acabo de entender a qué responde esta moda repentina. No sé si es cosa de exhibicionismo de potentados, de tontería de directivos televisivos con poca imaginación, o de tocar los cojones al personal. Que con la que está cayendo dedicarse a poner los dientes largos al puteado proletariado tiene bastante delito. Me gustaría pensar que es una retorcida forma de invitar al pueblo a la revolución, a tomar al asalto esos castillos y mansiones y disfrutarlos en usufructo. Pero va a ser que no, y que es sólo que el mundo entero está desquiciado. Es el caso este de “¿Quién vive ahí?”, es domingo por la tarde, el nene se ha quedado durmiendo encima de su madre y yo estoy aquí recostado en el chaise longue, con el ordenador encima  y viendo la pamplina esta.  El rosario de personajes que desfilan enseñando sus moradas, la mayoría me da que lo que quieren es vender, no tiene desperdicio ninguno.


Una madrileña que veranea en un pazo gallego de cuatro siglos, explicando que los gallegos no viven en hórreos, y comentando que va a hacer un coctkail chic rural para celebrar su cuarenta cumpleaños. Es personal-shopper de lujo, y ella no lo sabe, pero se va a morir muy operada y rodeada de gatos. Veintitrés mil metros dice que tienen de jardín, que curiosamente cuentan que lo arregla José, un paisano con chubasquero que viene un día a la semana. Una de dos, o el tal José es un fuera de serie, o tú lo que tienes no es un jardín, es campo, mucho campo. Que no es lo mismo un jardín romántico versallesco que un bancal de papas corazón.
Una japonesa que se vino a aprender a cantar flamenco, constata lo poco que ha aprendido arrancándose con un cante que hace que a un gato que pasaba por el jardín se le caiga el pelo en el momento. Su padre tiene una funeraria en Japón, y parece que va bien allí el negocio, porque tienen una casa de trescientos metros en Sotogrande. El marido es Alejandro, arquitecto bobalicón que según un cartelillo, esta la suya es la primera casa que diseña. Debe ser que a su padre, de Alejandro, también le va bien el negocio. Tienen un niño que tiene cara y nombre de aparato de aire acondicionado.
Una sevillana divorciada que cambió la pintura por la fotografía porque dice que sus hijos le “enriquecían” los cuadros. Dice que su padre todavía vive y que da mucha guerra, y que tiene dos niños, uno de diecisiete, un poco conflictivo (leer, un pijo sinvergüenza) y una de quince, más buena (el niño tiene que traérselas), y además muy inteligente (el niño definitivamente es tonto también). Van a la cocina y resulta que los niños están desayunando kellogs. Todo  normal si no fueran las dos de la tarde. Por cierto, en lo único que se parecen los hijos es en lo feos que son los dos.
Y Julián, de Hollywood a Soria. Dice que ha trabajado en cine en EEUU, haciendo efectos especiales. Y que a la casa ha querido darle un aire entre pirata y vampiro, que es lo que siempre ha querido ser. Le digo yo a mi padre que no sé si dedicarme a pirata o a vampiro, y me da un hostión que me quita todas las tonterías juntas en un momento. Se confiesa vegetariano desde los tres años, que le hicieron unos pajarillos fritos y le dio mal rollo. Vive rodeado de perros, gatos y mal gusto así a cascoporro. Cuenta que trabajó dos días aparcando coches en un hotel pero que lo dejó porque se llevó por delante una boca de riego y a un peatón despistado. Tiene una foto con la famosa Amanda de Melrose Place y ha diseñado una línea de cabeceros, de cama, eróticos. Para rematar el disparate nos presenta al perro y dice que es trilingüe, el perro, que sabe árabe, inglés y español.
Yo al final como digo, no sé si he visto un programa de humor, una tocadura de pelotas, un desfile de idiotas o es que tengo envidia. Dejo para otro día “Mujeres ricas”, después de múltiples recomendaciones me vi un rato, y bueno, creía que me iba a explotar el cerebro. Is this real life?

5 comentarios:

El Punto dijo...

Y a demás lo ponen en la sexta, que se supone que es la progresista.

Tiago Cotes dijo...

y en suspensión de pagos...
por cierto, en el minuto 1.30 en este link, se puede ver a la japonesa cantar... si os fijáis al fondo se ve al gato:
http://www.lasexta.com/sextatv/quienviveahi/cadiz__un_chalet_chill_out/157693/4313

Maitó dijo...

.... Y supongo que ya estarás informado de los Granjeros de la nueva temporada, porque hace como un mes vi, a horas tardías de un domingo, cómo nos hacían una presentación. Ya están anunciando que empieza en breve, con una Luján diciendo: "120 tacones...., 60 bellezas... se preparan para el encuentro" (o algo así). Vamos, diez damiselas por cada uno de los seis protagonistas. Esto, por favor, no te lo pierdas, que nos da un juego cañón.

Anónimo dijo...

que tal tiago, hacia tiempo que no te leia, y reconozco que me haces mas gracia cuando no me pones a parir a mi, que cosas...
La verdad que ese programa esconde es que esos supuesos ricos que enseñan la casa, están hasta el cuello, no tienen para pagar ni al jardinero que les arregla el patatal, y muestran las casas para promocionarlas y venderlas, por que da la casualidad que todas, todas, todas, estan en venta.

un abrazo socio!

MANU APRENDIZ

periodico de clase dijo...

cual es el estudio de alejandro de arquitectura?

Related Posts with Thumbnails