viernes, noviembre 06, 2009

Granjero Busca Esposa. Episodio 5. Comienza el roce (segunda parte)




no encuentro fotos del abuelo de Alberto, así que pongo la foto de mi otro héroe televisivo favorito


Y continúo con los tres que me quedan. Como digo, dos de ellos ya disfrutan de sus candidatas. Y como adelanté, si me tengo que quedar con un personaje de entre todos los que han aparecido hasta el momento en el programa me quedo con el abuelo de Alberto. Mi héroe favorito. Bueno, él y Hiro Nakamura de Héroes.


Empiezo con el más aburrido de todos, mi tocayo Santi. Que me tiene desconcertado. Porque lo veo muy forzado. Me da la sensación de que cada vez que se le acerca la cámara se aturulla y habla un poco como un robot. Le falta soltarse un poco. Pero es que le han tocado (o él se las ha buscado) dos ceros de cuidado: Miss Paletas Separadas y Miss Cara Culo. A una no le llega el conocimiento ni a darse cuenta de cuánto colorete o sombra de ojos tiene que ponerse, y la otra, es la cosa más seca que ha parido madre. Es estirada, cortante y extremadamente altiva para ser tan tonta. Debe tener algún trauma profundo infantil porque si no, no se entiende. No sabe uno si quiere liarse con Santi, o sólo está esperando que el pobrecito mío se le declare para reírsele en la cara y decirle que cómo ha pensado que alguien como él podría estar nunca con ella. Después volverá a su casa, con su madre, que debe ser la única que la aguanta, y el día menos pensado, se mirará al espejo y se verá como es en realidad. Después se meterá en la bañera, se cortará las venas y plácidamente dejará este mundo, haciendo de este planeta un lugar menos inhóspito para la vida de lo que es ahora. Tienen una cena a tres bandas que resulta un desastre total. Santi sólo tiene ojos para Ivana (la estirada) y la otra (la de una inteligencia limitada), después de que la manden callar un par de veces “please, please, opina después, no me interesa lo que tienes que decir” le dice la maña, se mosquea y estropea la velada, que estaba resultando tan divertida como pasar una semana  fuera de temporada en el Overlook Hotel (El Resplandor). Tenebrosa, inquietante y claustrofóbica.
Luis el gigante ha protagonizado  junto a Guiomar el momento más bonito de lo que llevamos de GBE. Y eso que el día comenzó recogiendo mierda de cerdo líquida para esparcirla después por el campo. Muy desagradable. Después las deja conducir el tractor. Que es una cosa que les hace a todas mucha ilusión. Hay un plano genial, que no sé si es una ilusión óptica, pero se ve a Luis junto al tractor y parece más grande el humano que la máquina. Sus novias son una catalana muy vulgar (Melania) y una chica estupenda (Guiomar). La catalana dice “soy una persona muy asín”, lo que en cierta críptica medida no deja de definirla certeramente. Dice “no descarto liarme con Luis, para eso estoy aquí”, pero a la vez deja bien a las claras que no le gusta ni el físico del muchacho ni la vida en el pueblo, que le parece una mierda, y que a ella lo que  le va es la vida social, “¡vida social, vida social, vida social!”. Se ve a kilómetros que es una choni de cuidado, de estas del extrarradio de Barcelona. Y que su “vida social” debe consistir en bajarse al parque del barrio a fumar porros, beber litronas a morro y dejarse sobar por un yonqui. Luis, que al final no está resultando tan alelado como yo imaginaba y que es un muchacho al que se le coge cariño muy pronto,  le dice cuando le tiene que dar un masaje “con las manos que tengo yo tan grandes y la espalda tú tan pequeña… falta chicha…” Después del tema de los masajes se van de cena con los colegas, que hasta hacen camisetas como si fuera una despedida de soltero o algo. Con la coña le da un pico a cada una. Pero se nota que el de la catalana es más por compromiso que por otra cosa. Después se van de fiesta. Y pasa lo que tiene que pasar pero que no me esperaba yo. Ni Luis. Que al pobre lo tiene que coger de la mano Guiomar y llevárselo para la calle para explicarle un par de cosas. Gran momento. Él está más feliz que una perdiz. Seguro que se le está saliendo el corazón por la boca. Confiesa que no esperaba nunca acabar liándose con una mujer tan guapa, “siempre me siento inferior a la otra persona” (pobrecito)… a ella se le enternece todavía más el corazón y le suelta otro besazo y le dice que no sea tonto. Y él se declara el tío más feliz del mundo.  Precioso. Y además se nota que es de verdad. Espero que sean muy felices. Se lo merecen. La catalana ya se puede volver a su caja del Dia y a su vida social.
And last but no least, Alberto el chimpancé obeso. Muy repulsiva la imagen suya en calzoncillos DIM, con pelos por todos lados, reflejándose en los espejos del cabecero de la cama… tuve que volver la cara, porque lo miraba a él y a la habitación y la verdad, no sé que era peor. Está entregado a la colombiana. Que lo ha engatusado con malas artes. Es tan zafia su estrategia de seducción que da nauseas. Pero el tonto este está rendido. Lo miro y me recuerda a las gallinas esas que hipnotizan en los espectáculos de mesmerismo. Embelesado como está no duda en invitar a su colombiana a un viaje en barco, y allí le dice al oído “te quiero”. Hasta a ella le da vergüenza. Como diciendo, “no es posible que sea tan fácil liar al mendrugo este”. Y ella, “no puede ser hombre, eso es muy serio, y es muy pronto”, y él “será que siento por ti algo especial que no he sentido nunca por nadie”. Da hasta pena ver a un ser humano tan elemental, tan a merced de cualquier indeseable. Pero el caso es que para regatear el precio de las vacas si se defiende…  Si penoso es el papel de estos dos, lo de la otra, la verdad es para darse un tiro en el pie, que te lleven al hospital y escapar de ahí. Va a entrar seguro en una espiral muy peligrosa de comerse la cabeza. Pasa todo el día sola. Sólo la visita una vecina. Las dos se acaban pimplando una botella de cava. Muy triste. Es probable que acabe necesitando medicación de la fuerte. Alberto dice confiar mucho en sus abuelos, así que les lleva a sus mujeres para que ellos las conozcan. Me encantan los abuelos. Parece mentira que hayan tenido un nieto tan zote. Lo primero que dice: “¡¿qué abuelo?! ¿Están buenas o no están buenas?”. El abuelo asiente como diciendo mira que es tonto este nieto mío. Tienen una charla todos en un mirador espectacular que tiene la casa. La catalana habla por los codos y se hace la simpática. La colombiana calla porque sabe que los viejos la calarían enseguida como abriera el pico. Ni con esas. Le preguntan a los abuelos quien les ha gustado más y no lo dudan. “Me gusta más la catalana, más majica…” dice la abuela. Y el abuelo, con toda la experiencia y saber que le han dado los años: “la colombiana parece más zorrita”, “que se lo calla todo y luego igual te casas y te la da”. Oh my god! Esto es taaaan grande...  pido al programa un spin-off de GBE para el abuelo de Alberto. O que echen al nieto y lo dejen a él... no sé... pero algo especial hay que hacer con un personaje tan fabuloso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta ésta del abuelo:

- "Es (la colombiana), como un baúl cerrado. Que cuando encuentres la llave y lo abras, a saber lo que va a salir de ahí dentro" xDD

Queremos más minutos de abuelos.

Sardina

Maitó dijo...

Genial, genial, me encantan los apodos...

Aporto mis impresiones, al margen de las tuyas, que son geniales:

Los Vitis son unos típicos solterones que les va la marcha pero dominando a la hembra con su poderío: les gusta (a ambos) la colombiana, eso fijo, y aunque Jesús la pone a parir (sólo porque es del cupo de su hermano y por instinto protector) si se pone a tiro se la zumba seguro. Lo mismo, intentar protegerlo, ha hecho Pedro con el ridículo que hizo su hermano, al que no quiere ver sufrir tras el patinazo de las flores con gomina incluida, y se llevó de lo suyo... Harían mejor dedicándose a sus chicas respectivas por separado, tanto "jumelage" o como se diga no lleva a nada bueno.

El motrileño y la vizcaína no pegan ni con cola, es un montaje seguro: buscan pareja para que arrime el hombro en su granja respectiva, ninguno se plantea ir a la del otro, así que es carnaza. Han puesto como novedad a una granjera, así que hay que explotarlo. ¿A quién la emparejamos...? Veamos... Luis descartado, porque ella le llega al ombligo; Santi, insisto en que es más simple que el asa de un cubo y no colaría que se enrollaran en Trujillo; Alberto, por Dios, se ve lo que le va; los Vitis ni la habrán dirigido la mirada; sólo nos queda el cachitas, que le pega lo de seducir a una mujer tan necesitada y, al parecer, escarmentada, por lo prevenida que se muestra con sus chicos.

El recogesemen no me gusta mucho, parece hermano de la del tatuaje (por las paletas separadas), pero comparado con el argentino es un amor. A éste se lo ve venir tanto, que hasta ella le hace ascos a pesar de lo que se aplica el muchacho.

El pobre Luis es tan noblote y tan maño que me parece vulnerable, menos mal que Guiomar, de la que se enamoró nada más verla en la elección inicial, parece de buena pasta. Si no llegan a nada, me parece que ha ganado un buen rato de felicidad, así que, que le quiten lo bailaoooo....

La del "please, please": me dio vergüenza cuando lo dijo. Es patética. Creo que es valenciana, Tiago, no maña. Las mañas no son tan estiradas y rancias, ahí tienes a Luis y a Guiomar. No me puedo acordar de qué vio el bueno de Santi en Ivana cuando la seleccionó, tenía una cuadrilla de chicas muy marchosillas y con ganas de diversión que poder elegir antes que ésta. Se te ha olvidado el gran momentazo: cuando ella le dice a Santi en el "water-break" de la otra que "¿es algún impedimento para tu elección el que una de las dos, o sea yo, quiera terminar mis estudios antes de iniciar nada?". Vamos, hombre. Ahí te lo dejo para que me sorprendas con tu comentario, jajaja!

Termino ya, también, con el Oldman-Hero: un crack, ya lo creo. Me llamó la atención que Producción le hiciera aclarar su comentario: "la colombiana es un poco zorrita". Me dejó flasheada cuando lo dijo, pero inmediatamente, otro plano extendiendo su explicación, diciendo que se guardaba las palabras (para no cagarla, añado yo).

Un abrazo.

HANOIENATOR dijo...

El día "D"
Una cosa que no es novedad para algunos (visto lo que hay en algunos foros) es que, me queda un día en La Granja:
.... “A la Josefina la echaron” y tal y cual... Pues, quien me quiera creer que me crea: “Josefina se fue de la Granja”. La razón principal es que dejé de divertirme al notar un mal rollito y cotilleo de poca monta, cosa a la que tengo cierta costumbre pero no a nivel televisivo. Ya que tan "malaje" era yo según algunos, lo que faltaba era reconocerlo en público, ya sí todos contentos.
Aunado a ello, reconozco que me entró como una sensación de risa-indignación cuando el Pedro me dice con su cara de niño traidor:”... Tú me dijiste que te ibas a traer a tu madre aquí,... además Any, me ayudó a plantar más cogollitos que tú...¡¡¡¡”...uff, la leche ¡
Hombreee, claro, es que le había ocultado que a mi madre la dejé esperando en Atocha hasta que él se decidiera, y en cuanto a sembrar más que Any; pues, con contratarla bajo peonadas una vez ya casada (a la fuerza,claro) con él, me valía, jjajjaa
Esperad a ver las imágenes, creo recordar que mi actitud fue muy característica: “muy en mi línea”, pero yo también recuerdo que en ese momento de la discusión, yo no ví a un hombre; sino a un niño. A un niño y además con prejuicios y temores. Y he aquí cuando hago referencia a uno de los primeros comentarios de mi blog: “La primera persona por quién les pregunté apenas verlos fue por su madre: Defina” ..., a que jode que ahora la mía, cause tanto yuyo y perturbación.
Lo que más lamenté en ése momento fue que Oscar Delgado no saliera escogido para el programa.
Bueno, y que sí, que el Pedro (a pesar de sentirse atraído por Goya, pretendienta de Jesús) se queda con Any, y a estas alturas, ni Any, ni Pepi, ni leches. No sé si fue por la pega que le puso la madre con el tema de los hijos que ya tenía. Y sinceramente no me alegro, ni por uno ni por otro: Any, independientemente de sus gestos, no creo que haya ido en plan tan cachondo como yo.
Aún y cuando no era ni mi tipo físico ni estilo de vida, Pedro era una opción que evalué con cierta seriedad en su momento: exactamente hasta que viví mi 2do día en la granja, y ya supe que no: que ni Pedro, ni Alcanadre, que voy a divertirme.
Quizá el Pedro aplicó la misma táctica al verme en plan guasa. Y más de una vez se calló sus críticas para soltarlas luego frente a cámara, el Jesús también hizo algo similar
En resumen; el que sólo vea a la Sudaca que busca resuelve, no verá más que eso. Y el que sólo vea a una Rumana con hijos de otra relación, no verá más que eso. De todas maneras agradecí en la cena la hospitalidad de los hermanos, a Pedro no le ví más, y el Jesús me dio un beso de despedida.
http://granjeraxx.blogspot.com/2009/11/el-dia-d.html

EVA dijo...

Efectivamente, Melania es una choni de cuidado, y pobre no es culpa suya, porque tiene una família un tanto desgraciada. Conozco tanto a Guiomar como a Melania, y ésta última antes de empezar el programa, dijo a sus amiguitos del parque que ella no iba a conocer a nadie, que ella iba a la tele y a chuparle la sangre a Luis, supongo que por eso se queda, porque no le gusta Luis, le importa un pimiento lo que haga con la otra, y porque así ya de paso pasa unos días de fiesta y de hotel gratis. Guiomar es un encanto, y la apuntaron a GBE porque hasta ahora no habia tenido buenas experiencias amorosas...

Related Posts with Thumbnails